martes, 20 de julio de 2010

Todo el perdón que te puedo pedir


Llevar una vida difícil implica directamente ser una persona con experiencia años después. Pero a veces olvidamos que la experiencia no viene sola, sino que acarrea modos de conducta que se repiten una y otra vez y sin querer proyectamos nuestras dudas y miedos en ese lugar donde nos sentimos amados y seguros. En otras palabras, boicoteamos nuestra propia felicidad. 


Mucho tiempo fui yo con las manos sucias y palabras ahogadas. Era "yo" sin un "vos"; y vos sos el mejor "vos" que pude haber imaginado. Y me queres así, acá, y somos Nosotros, otra vez. "Nosotros" es un lugar que no se marchita ni se desvanece.
Es de no creer que en tan poco tiempo hayas ocupado todo este lugar, acaparado y dominado todo el imperio de mi ser, si no es mi alma, es mi cuerpo o es mi pieza o son mis miedos y sueños.
Todavía me sorprende encontrarte expresiones nuevas, alguna sonrisa que no conocía y en tus ojos que se achinan, algún gesto de inesperada ternura, o de repente un cambio en la voz y un nuevo tono, en los abrazos un lunar, casi siempre y frecuentemente redescubro tu perfume, yo que pensaba ser como una estatua y que nunca me dejaría llevar por emociones así.
Y me gusta, todos los días, hacer este trueque de melodías y palabras, qué hermoso!; los colores los compartimos, los colores que se pueden relacionar ya sea con esa melodía verde que supiste crear y regalarme y que adoro por ser verde y ser mía, ya sea con todos mis escritos para tu persona, que rayan el rosado hasta el asco y no quiero y da igual, no evitan ser rosados, o en su defecto algún color pastel, yo que no quería al rosado, que ahora lo quiero y me domina.
A veces creo que vos también te enredas, tin tin tin con la bateria y no salis de eso, y vas y volves y pareciera una discusión o una terquedad, tus dedos repiqueteando (con una precisión que no comprendo y admiro) casi de la misma manera y suben, bajan, suben de nuevo y vuelven a bajar para tin tin tin y quizás, combinaciones diferentes pero ahí, no se deciden y tin tin tin de vuelta; pero si nos fijamos bien, es casi lo mismo que esto, que es un enriedo de palabras que quieren evadirse y decir llana y sencillamente te quiero con todo lo que te puedo querer y no entiendo cómo y porqué y no quiero buscar las razones, porque luego de decir algo así, viene el silencio.

8 comentarios:

  1. me siento identificado con esto que escribiste :/

    ResponderEliminar
  2. jajaaaj me dio risa leer el comentario q escribiste para "anonimo" en lo dl matrimonio..
    roceeeeeeeeeeeeo!!!!!! soy paw d la fac, me acorde d tu blog y como estoy al pedo vine a ver en q andabas..aun no lei esta entrada igual..je
    nos queda poco de vacaciones!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    horrible!!! suerte para qando rindas!!
    beso

    ResponderEliminar
  3. No te das una idea de las veces que, al leer esto, sentì que era yo escribiendo sobre MI "vos", me estàn pasando cosas parecidas y tambièn descubro esas cosas. Jaja que paradoja, por llamarlo asi, que yo tambièn pensè ser como una estatua y que nunca me dejaría llevar por emociones así. Pero pasa :P Me da pudor, pero me pasa.

    Vos genia como siempre.
    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Eh, otra cosa. Es muy difícil hablar de amor sin caer en lo redundante y empalagoso. Vos ahì lograste describir, y ser tierna y conmover. Sos grosa :)

    ResponderEliminar
  5. es muy tierno y muy lindo todo lo que decis y sentis...(o decis que sentis...)...
    ya todo se va a arreglar,,,peleas hay siempre,si el amor está,ahí van a ser cada vez más tontas ellas...aunque nunca desaparezcan(gracias al cielo)...porque sino,me preocuparía...síntoma de que están vivos y saludables es que discutan...aunque sea por cosas tontas...

    todo va a salir bien(y lo de la batería,bue...tenes que ir a prendiendo a soportarlo...debe ser complicado...pero te entiendo)...

    Saludetes!

    ResponderEliminar
  6. si atiendes a razones sabras que estas enferma

    ResponderEliminar