martes, 13 de julio de 2010

A favor de la Ley de Matrimonio Igualitario Argentino

Quiero empezar diciendo que yo no soy creyente, no creo en Dios ni en nada de eso, pero tengo una gran capacidad de pensar en las cosas mas allá de mi razonamiento personal.
Si la palabra de Dios es por sobre todo respetarnos como prójimos y amar y valorar hasta la ultima piedra de esta tierra, porque dos personas no pueden estar juntas por ley solo porque sus órganos reproductores son los mismo? Estas personas que cortan calles apoyandose en la religion y en la teoria del creacionismo, no saben que Jesus estaba justamente del lado de esas personas que eran discriminadas por la sociedad en la que se encontraban?
Puedo hablar por mis amigos, tengo amigos gays y amigas lesbianas y déjenme decirles que los quiero tanto o mas que a los heterosexuales. Jamas me sentí incomoda delante de ellos, jamas tuve la necesidad de evitar un tema por incomodidad, jamas dejaron de estar a mi lado cuando los necesite. Seria bueno no juzgar a una persona solo por su acompañante y sus gustos sexuales.
Con respecto a la adopción, vemos a diario padres que violan a sus hijas, que hacen trabajar de sol a sol y  cagan a palos a sus hijos porque no lograron juntar mas de $5 en un día. Estos "padres" nacieron, obviamente  de un hombre y una mujer. Sin ser tan dramáticos puedo hacer una larguísima lista de problemas psicológicos que ocasionaron a montones de personas nuestros propios padres heterosexuales. Ya no nos encontramos en el siglo 19. Los Ingalls, con toda su increíble belleza  no es, lamentablemente el arquetipo de todas las familias heterosexuales. 
No es barbaro que una familia homosexual pueda adoptar, lo bárbaro es que estas personas cerradas crean que el derecho de un niño sin hogar es, seguir viviendo sabe uno bajo que condiciones en vez de vivir bajo una casa con comida, una cama calentita, una educacion digna y sobre todo, personas que los aman. Ese pensamiento si que es barbaro.
Del mismo modo que de una familia heterosexual salen hijos homosexuales, de una familia homosexual saldrán hijos heterosexuales. Esto es un hecho. Dejemos que la Voluntdad, el Amor, el Respeto y la igualdad sean los ingredientes o los requisitos para que una familia se constituya bajo la Ley Argentina.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con vos, son sus gustos, deberian respetarlos, muy bueno el blog :)

    ResponderEliminar
  2. Mirá, estoy de acuerdo con algunas cosas que decís, y con otras no tanto.
    Más que nada por una cuestión de argumentos.
    No soy católica, creo en la libertad personal, me parece que la elección sexual no hace a nadie mejor ni peor, y creo que los homosexuales deben gozar de derechos que los amparen como pareja, es válido, todos necesitan hoy en día de esa seguridad legal.
    Con respecto a la adopción, es cierto que aún en matrimonios heterosexuales la crianza a veces es un fracaso terrible. Lo que no me parece un argumento convincente, y no es un tema tuyo, sino algo que se dice en general, es eso del niño pobre que vive en la calle que merece una familia. Esto es así, claro que merece una familia, merece un techo, merece ser feliz, pero la manera de solucionarlo es yendo a la raiz, me parece que mezclarlo con la adopción es una chicana política. Ee asunto tiene que resolverse de otra manera, hay algo mucho más profundo e intrínseco.
    Es un tema muy actual, y como vos, estuve forjando mi propia opinión, entre otras cosas encontré un documento donde se tocan muchos temas que tienen que ver con ESTE proyecto de ley y con la liviandad con la que se lo está tomando. es de una tal MARILINA HOTTON de la cámara de diputados, por ahí te interese. Te lo comento con toda la onda del mundo porque lo desconocía pero me pareció muy interesante y bastante escondido. Está buenísimo que haya leyes para todos, pero me parece que nuevamente lo están resolviendo a los tumbos.

    ResponderEliminar
  3. sos puto y esa es una enfermedad que se puede curar; mientras esperas una leve mejoria te suguiero que vayas a la carfcel de olmos a chuparle la pija a los condenados! te vas a sentir mejor!

    ResponderEliminar
  4. Primero anónimo, en todo caso seré "puta" porque soy mujer y tampoco: soy felizmente heterosexual.
    La homosexualidad no es una enfermedad. En vez de que los "putos" vallan a chupar pijas a la cárcel, vos tendrías que ir al psicólogo porque sos un verdadero idiota y al colegio porque ni sabes hablar (mucho menos escribir: sugiero no lleva U detrás de la G).

    ResponderEliminar
  5. Felicidades a todos los argentinos,
    aprobada la Ley!
    Ahora solo falta que el resto del mundo sea participe y espabile un poco!!!! que ya es hora...

    Lo preocupante; y esto lo comentaba hace poco en otro blog, es que muchas de las leyes que nos protegen y nos acompañan hoy en día son relativamente nuevas, ¿Qué me dices de como se vivía hace apenas 40 años!?

    Tiempos mejores vendrán,
    con el tiempo cada encajará en su lugar

    Abrazos fuertes!

    ResponderEliminar