jueves, 29 de abril de 2010

Los mensajeros del tiempo

Los mayas, una cultura de seres singularmente evolucionados, tuvieron un nivel de conocimiento y una forma de medición del tiempo cuya exactitud sigue asombrando hasta nuestros días.
Los signos y los números que crearon revelan una profunda sabiduría sobre la tierra, el hombre y el cosmos.
Sus investigaciones dejaron como legado 23 calendarios de los cuales el Tzolkin o Calendario Sagrado Maya, es el principal.
A través de la observación, los sabios descubrieron que existían energías que llegaban desde el centro de la galaxia a través del sol y afectaban la vida toda.
Distinguieron 20 tipos de energías y las expresaron mediante imágenes, 20 glifos que constituyen los símbolos fundamentales de la escritura que emplearon para trasmitir su saber.
EXISTE UN GRAN MISTERIO DETRÁS DE ESE ANTIGUO PUEBLO QUE HA DEJADO GRANDES MENSAJES PARA DESCIFRAR. 
Su calendario representa mucho mas que una perfecta organización del tiempo entre días y noches, puede leerse como un mapa que guía el recorrido hacia la evolución del espíritu de cada ser humano.
Es exactamente el 22 de diciembre del año 1012, cuando marca la culminación de un ciclo para este planeta. Pero imaginar un cataclismo que acabe con nuestro mundo seria una interpretación que deshonraría su infinita inteligencia. 
Los mayas nos hablan de otro final. Del final del odio y el egoísmo, y del inicio de una etapa trascendental para el hombre, una oportunidad para mirarnos hacia adentro, analizar nuestro comportamiento y aprender. 
Serán tiempos de un cambio profundo en el alma de las sociedades, una transformación interna que generara una nueva conciencia basada en la PAZ, el RESPETO, la TOLERANCIA y la UNIDAD entre las personas. Amor.




La historia de la humanidad volverá a escribirse.
NO ES EL FIN, ES APENAS EL COMIENZO...

miércoles, 14 de abril de 2010

Complementos









DUERMO ABRAZANDOTE Y ESO ME TRANQUILIZA, Y NO TE IMAGINAS CUANTO BIEN ME HACEN TUS CARICIAS...


¿Cual es la definición correcta de estar enamorado? ¿Como sabe uno cuando pasa? ¿Como sabe uno que la persona que tenes al lado es el amor de tu vida?. Tal vez cuando ya no te imaginas sin esa persona, cuando el bienestar de esa persona pasa a importante mas que el tuyo propio, o tal vez cuando empesas a planear tu futuro y lo vas tan cercano que, en vez de imaginarlo, empezas a vivirlo.
Vamos a vivir en una casa chiquita al principio. Vamos a tener cuadros y fotos por doquier. Vamos a tener una cocina amarilla y un mural en alguna pared del living. Todavía no sabemos donde pondremos la batería, pero sabemos que el bajo y algunos teclados ocupan poco espacio. No nos ponemos de acuerdo en que vamos a comer, si hoy en día gastamos más de $35 por almuerzo. Vamos a dormir todas las noches juntos, que es lo único que nos importa.
Curiosamente, los momentos que más nos cuesta estar separados es a la noche. Nos desacostumbramos a dormir en nuestras camas y cualquier lugar esta bien si estamos juntos.

Antes de conocerte, pensaba continuamente como hace uno para enamorarse en el mundo de hoy. Como se conocerá una persona, como hará uno para conocerlo realmente y dejar que te conozcan. Como alguien llega a gustarte tanto que te arriesgas a ser lastimado. Como se hace para sentir esto que siento ahora.
Me enamore de vos desde que te vi, tan chiquito y vergonzoso. Fue más allá de mí, el sentimiento de no querer separarme nunca más de al lado tuyo. Te encontré y te encontré para siempre. Nada más necesito mirarte para estar feliz. Necesito escuchar tu voz para tranquilizarme si estoy mal. Solo necesitas abrasarme si estoy enojada, porque simplemente no me puedo resistir a vos. Sos mi amor y mi debilidad. 

Y te amo de todas las formas posibles e imaginables: te amo cuando dormís con la boca abierta, cuando te refregas a la mañana, cuando cortas tomate, cuando me das la mano después de comer, cuando escuchas la tele bajita para no despertarme, cuando contas anécdotas y te reís solo. Cuando ves la tele y te reís. Cuando ves videos y te reís. Cuando digo algo y te reís. No puedo separarme de vos cuando te reís, porque esa es la primer imagen que se me viene a la mente cuando me voy a dormir: vos y tu risa. Una y otra vez hasta el insomnio y hasta el infinito.
Yo me jactaba de ser fría y poco melosa. Ahora soy cursi y no planeo dejar de hacerlo. Ahora veo el mundo en colores y formas extrañas y hermosas. Me dispuse a cruzar los límites y cambiar hasta los vicios. 
Es increíble como desaparece el mundo cuando uno se enamora... No esta en mis planes dejar de pensarte, simplemente porque no hay otra cosa que pensar, representas todo, todo lo que me llena.
Nos enamoramos porque nos parecíamos en todo y con el tiempo nos dimos cuenta que las diferencias eran grandes, pero en vez de separarnos, nos juntaron más: aprendo de vos y vos de mí.

Y ya no puedo volver atrás. Lacan decía: "El amor verdadero siempre es correspondido porque nadie puede resistirse al tremendo halago que significa la entrega incondicional del otro"... yo no puedo resistirme a vos y vos no te podes resistir a mi. Eso nos une más que cualquier similitud o diferencia.



"Estar contigo o estar sin ti es la medida de mi tiempo"

viernes, 9 de abril de 2010

Ni la chinita me lo contó

Cuando me vine a vivir a la capital, me alegre de tener no uno, sino tres supermercados chinos en menos de 20 metros de distancia del hall de mi edificio. Tan asustada me sentía al desplayarme, que cuando mis víveres escaseaban, corría al supermercado de la esquina. 
Una china de contextura pequeña, cabello grasoso, cara de torta y voz chillona se hacia cargo de todo, como si tuviera dos mil manos, mientras el inútil del baboso del marido esperaba valla uno a saber que de atrás.
 Y la china me trataba bien, por eso la quería. Siempre revisaba la fecha de vencimiento de mis productos lácteos y probaba los foquitos de luz que estaba a punto de comprar.
Hasta que de un día para el otro pase a ser una completa desconocida, de un día para el otro no fui digna de su saludo, porque literalmente ni siquiera me devolvía el "Hola!" cuando entraba al sucucho chino.
Solo lo hacia cuando iba de compras con mi papa, razón por la cual, creo firmemente, que esta caliente con el, pero ese ya es otro tema que hablaremos otro día con mas tiempo y con mas ganas.
Herida en lo mas profundo de mi ser, decidí cortar con la melancolía del amor maternal que me había brindado en su momento, cortar por lo sano y dejar mi fidelidad de lado, para prometérsela a Su, la cajera del supermercado chino de a la vuelta.


Y seguí así, hasta que, años después, sin previo aviso y jugando una despareja competencia con los bolivianos de enfrente, se poso un verdulero afuera del supermercado de la china cara de torta y pelo grasiento. Se poso con sus frutas y verduras. Se poso con sus cajones vacíos y sus cajones llenos. Se poso con un lápiz en la oreja y tierra debajo de las uñas. Se poso con una gran sonrisa. Ay que cursi, perdón.
De a poco, cuando necesitaba cosas muy puntuales como una manzana o dos peras, empecé a hacerme clienta regular.  Me saludaba cada vez que pasaba con un "Hola linda!". Si pasaba por la vereda de enfrente me saludaba con la mano, yo, pueblerina de nacimiento, le estaba más que agradecida. Si no tenia cambio me decía "Anda tranquila, cuando vuelvas me lo traes". Si me veía orejosa me regalaba frutillas. Y hasta una vez me regalo una ciruela acida al son de "un dulce para una dulce". No entendí jamás. 
Pero como me gustaba tanto mi verdulero y por una cuestión de vagancia crónica, volví a comprarle a la china cara de torta, que parecía dispuesta a por lo menos, devolverme el saludo.


En fin, no estoy yendo al punto.
Hace más de tres semanas que la china no esta en la caja. No esta en la caja, no esta reponiendo, no esta cortando fiambres ni rellenando heladeras. No esta, desaprecio. Se la trago la tierra.
Ahora atiende el baboso del marido. Pagando nuestras hamburguesas con Agustincete el otro día, escuchamos que una clienta, por lo visto mucho mas regular que yo, le decía "Hola Felipe!". Felipe. Felipe el chino. Nos miramos y tanto esfuerzo hicimos en disimular la risa que estoy segura, que Felipe el chino noto lo que acababa de pasar.


Pero no es Felipe lo más importante acá.
MI VERDULERO DESAPARECIO, igual que la cara de torta. No están sus cajones, ni vacíos ni llenos. No esta su cambio, su lápiz, sus uñas, su delantal roñoso. No hay nada pero nada que indique que alguna vez trabajo en ese lugar. 
La realidad me abofeteo la cara: se fue para no volver.


Ahora, Felipe el chino, se pasea por el barrio en una camioneta Nissan 0 Km., con su pandilla china.
Y de aquí saco varias opciones de lo sucedido:


1- Felipe pertenece a la mafia china. La china cara de torta, al no poder soportar las andanzas de su marido, pidió el divorcio y volvió horrorizada a su país natal. El verdulero, precavido, tomo sus cosas y salio de allí. Sus amigos no son más que matones y la Nissan... Bueno, la Nissan... ¿Que almacén chino da suficientes ganancias para tener una camioneta 0 Km?


2- La china y el verdulero se enamoraron. Se enamoraron, tuvieron sexo en algún lugar recóndito del almacén (probablemente bajo la pomposidad del pan lactal Bimbo) y decidieron huir a vivir su amor como se debe lejos del prejuicio que podría generar la pareja de una china parlanchina (JA!) y un verdulero gordo y sonriente. La banda que sigue a Felipe, no es mas que su grupo de amigos, dispuestos a "hacerle la pata" en el mal trago que la mujer traicionera le esta haciendo pasar.


3- La china y el verdulero tuvieron sexo, pero solo casual, nada de amor.  Felipe los encontró, se enfureció. Les grito a la china en chino y al verdulero en español. Les grito que "como podían hacer eso!? Hijos de puta!!!". De un solo golpe termino con la china, y por la espalda, como cagon que es, apuñalo al verdulero. Los enterró a ambos en el fondo de su casa. Y la pandilla... bueno, amigos son los amigos,  ¿no?




Si alguien sabe el paradero de mi verdulero por favor, comuníquenmelo, estoy desesperada.

sábado, 3 de abril de 2010

Paren las rotativas! no hay MONEDERO

Se ve que hay un boom alrededor de la tarjeta electrónica suplantadora de monedas. Hace años que la quiero. No tomo el subte nunca y la mayoría de las lineas de colectivo no tienen instalado el sistema.
Una vez averigüe como era: tenia que sacarla en Los Incaspero siempre esta repleto y una cosa lleva a la otra, "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy" es una mentira y asi...


Hasta que aprobé un curso de ingreso y ahora junto billetes de dos pesos con mas fervor que las monedas y soy feliz. Era feliz, hasta que tome el subte con Colibrí.
Ella se mando derecho a las maquinitas giratorias con su Monedero en mano. 
Le pregunte como carajo había echo para conseguirla, si ni siquiera encuentra un departamento para vivir. Me dijo que solo había que pedirla, que era gratis y que te cargaban el monto que querías.
Como no había nadie, me junte de valor y pensé "¿Porque no?", no había gente, así que me podía dar el gusto de romper un poco las pelotas.


Rocket- Quiero una tarjeta Monedero
Vendedora de Pasajes- No hay...
Rocket- ¿Eh?
Vendedora de Pasajes-  Están agotadas, se acabaron...
Rocket- Ah bueno... Gracias...


Soy una looser con L larga.