martes, 10 de noviembre de 2009

Arcoiris


Nunca había sentido las famosas "mariposas en el estomago". Y ahora, de repente, desde el viernes viven conmigo. No me pregunten como lo se, pero se que las cosas son así. Es como tener un orgasmo: cuando lo tenes, lo sabes.
Y ahora tengo mil mariposas revoloteándome adentro todo el santo día, desde que me levanto hasta que me acuesto. Que envidia ¿no?

Si esta semana me ha enseñado algo es que la vida puede ser tan jodida cuando quiere, y cuando te tira muy buenas sin avisarte cuesta reaccionar.
Un cambio de planes me cambio totalmente.
 Conocí a quien tenia que conocer. Conocí lo que siempre espere, lo que siempre quise, lo que yo creía que no existía. Y lo conocí justo cuando la vida me dejo de importar. Y lo digo con sinceridad y sin vergüenza: llega un momento en que todo te deja de importar, así de simple, todo es igual, todos es lo mismo. Y oh ¿casualidad? los dos pensábamos lo mismo.

Bum!
Choque de planetas.

De un segundo para otro tuve un siamés, un gemelo, me acostumbre en un día a levantarme y acostarme con alguien, a mascotas ajenas (que lindos, que lindos), me aprendí con una facilidad asombrosa un lugar que no era mío y la forma de volver a casa, a sahumerios de frutilla, al mismo CD de los Beatles (que sigo escuchando...adivina porque tema va!), a no comer (porque resulta que esto es como si te agarraran el estomago y lo estrujaran, la gula ya no es necesaria), a tener algo al lado que se mueve
CONSTANTEMENTE. Desde el viernes que todo me parece zarpado y que me tapo la boca cuando me da vergüenza, me mimetice en un minuto.
Me río de la ironía de la vida, y yo que creía bien con un cavernícola! Ja, que tarada!

Y ahora me puedo pasar horas pensando, recordando.
Ahora soy cursi. Si, yo que toda la vida los forree. Estoy tan idiota que en vez de ver la vida color rosa, la veo con forma de corazón.
Ay que tarada, no me aguanto más. Es una abstinencia de vos innecesaria.

Estoy increíblemente feliz porque todo es increíblemente perfecto. Soy mas feliz que un pequeño pony...
Y por primera vez no me da miedo, porque
estoy con mi persona, en el lugar que tengo que estar.

2 comentarios:

  1. que sea choque de planetas!! con saumerios cds y buena onda, que las uñas se pinten de colores y que tengamos ganas de reír, soy un maldito cursi !!! pero que lindo y espero por usted ansiosamente seniorita :)

    ResponderEliminar
  2. me suena me suena, creería que ya lo habia leido!
    Pues genial, que vivan los cursis si así se les llaman a los que encuentran al gemelo tras un choque de plantes...

    atte,
    Una cursi wannaB!
    :D

    ResponderEliminar