viernes, 16 de octubre de 2009

Ser o no ser: zapatillas vs. zapatos


Ayer me asalto la duda. No voy a tener 20 años por siempre...
Mi blog se llamara igual cuando tenga 25? o sera como Verano del 98´ que seguia con el mismo titulo en el 2000?


La alta cumple 21 años en tres meses. Yo en cinco. A la petit aun el tema parece no preocuparle, todavia esta estrenando sus dos decadas.


Como seremos a los 21, a los 22, a los 23?
Me colgue con el facebook de una compañera de la facultad. Es de esos facebook que estan divinamente mantenidos y pensados. Colorinche, compacto, dulce pero con onda. Pero ella no es asi. Ella tiene 22 años y todavia viste remeras con inscripciones infantiles, ella es infantil. No adorablemente infantil como yo (ejem), infantilmente pelotuda es!
Y tiene 22 años. Y usa Converse.


Ahhhhh, las Converse!
Todavia recuerdo mi primer par. Botitas fucias. Despues de la primera vez, todo es mucho mas facil y asi llego a mi vida un desfile de zapatillas de multiples colores. Las amaba terriblemente. Queria salir un sabado a la noche con ellas, dormir con ellas, bañarme con ellas, nadar con ellas, hacerme la sexy con ellas (algo que jamas me salio), morir con ellas... Todo por y para ellas.


Hasta que un dia dejo de pasar. Un dia las vi y ya no quise ni hacerme la sexy, ni nadar, ni bañarme, ni dormir, ni nada con ellas.


Primero me agarro una duda existencial: que estaba pasando? porque ya no queria compartir mi vida con ellas? porque de golpe y porrazo dejaron de ser esenciales para mi?
Derive en una melancolia rapida. Recorde los momentos vividos mientras pensaba "Ese dia tenia las converse beige.."
Despues de llorar la perdida de la emocion, me di cuenta que tenia que actuar rapido si no queria ir descalza por la vida (por mi lo hubiese hecho, el tema estaba en las formalidades, of course).


Compre mi primer par de chatitas. Negras de charol.
Fue una sensacion extraña. Acostumbrada al look casual y despreocupado que te dan las zapatillas, no podia dejar de preguntarme quien carajo era la virga con zapatitos de charol que me miraba del otro lado del espejo.
Le puse un toque personal y resulto que ahora me visto con onda. Con onda y chatas.


Otra cosa dejada en el olvido fueron las hebillas, vinchas y demas. Hay mas derivados para el pelo que los que hacen con la leche de la vaca (si a una vaca le das chocolate, despues da leche chocolatada? Claro que si, asi hacen la Cindor, por eso es tan rica!).
Tenia una coleccion estruendosa de boludeces para el pelo. Vale aclarar que en esa epoca mi pelo dejaba MUCHO que desear ( ahora no, soy la chica Pantene ;) ). Mis preferidos eran los moños. En el costado izquiero, en el derecho, en el centro, arriba o abajo. Amaba los moños. Y las vinchas con moños? Faaa, que pasion!


Ya tenia zapatos de charol y un moño en la cabeza. Me parecio demasiado no-yo. Pero quien era yo? Si todo lo que me definia ya no me gustaba? Me desespere.


"Pruebo con tacos" No, paresco un traba
"Pruebo con borcegos" No, paresco una leñadora lesbiana
"Pruebo con zapatillas deportivas" No, no me la creia ni yo
"Pruebo con zapatos ortopedicos" No, no tengo problemas en los pies


Y asi, pense y pense. Y no llegue a ninguna conclusion. Me quede con las chatas, que hoy por hoy, son parte de mi, me caracterizan tanto como mis lunares Tres Marias o como mis infinitas pestañas.


Y que va a pasar si un dia me dejan de gustar? Si un dia me empiezan a parecer incomodas, feas, insulsas? Que calzado voy a usar cuando tenga 30 años?
Tengo un problema con el calzado. No me importa dentro de 10 años estar desempleada, gorda, sola, rodeada de gatos. No me importa mientras tenga el calzado adecuado.
Seran las chancletas de goma? Para ese futuro, es un calzado adecuado, por lo menos esta en el contexto de la patetiquez (Patetiquez es una palabra? Si es asi, va con Z? mmm...)


Y que gestos tengo que dejar atras?
Tengo la suerte genetica que tiene una de cada diez personas (comprobado cientificamente) de levantar UNA ceja.
A los veintipico tengo que levantar las dos, ninguna o puedo quedarme con este don genetico?
Voy a poder aplaudir y saltar de felicidad como hago desde qu aprendi a caminar?
Voy a poder cruzar los brazos y frunciar la boca cuando me enojo?
Y lo que es peor, cuanto tiempo mas van a soportar mis caprichos mis seres queridos?


Este año fue el primero que no recibi regalo del Dia del Niño. Me parecio un espanto.


No quiero crecer. Me gusto tal como estoy. No no, quiero volver a ser feto, y quedarme ahi, encerrada en la humedad y seguridad que solo un utero puede ofrecer.


No voy a cambiar voluntariamente, en todo caso, que se encargue la vida.





-De vez en cuando, uso Converse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario