viernes, 30 de octubre de 2009

El sol, mi eterno enemigo

Estoy desapareciendo, cierto. Año a año estoy mas blanca, mas rubia, con los ojos mas claros...

Si lo digo asi, el que jamas tuvo la suerte (¿?) de ver una imagen mia puede creer que me estoy convirtiendo en la doble de riesgo de Claudia Schiffer. NO ES ASI.

CursivaQuemarse las pestañas (hablo literalmente: fuego, olor a quemado, etc) es algo comun entre los adictos a la nicotina. Y eso me paso ayer, con la diferencia monumental que LA (porque fue una sola, of course) pestaña me quedo BLANCA.

Oscurecerse el pelo también es común cuando en la secundaria te decían "HUEQUI". Aparentemente ser rubia es sinónimo de ser tonta, así que un día dije "Se acabo, ya no me causa el Huequi" y mi pelo paso a ser color café (que quedo negro azabache con corte carre y flequillo: era la hermana de Uma Thurman que se tomo todo lo que ella dejo en Pulp Fiction) y a los dias nomas volvio disimuladamente al rubio. ¿Me estas jodiendo, pelo? ¿Vos crees que no me doy cuenta que queres volver a ser una cabeza tonta? Lo impedire como sea.
O eso intente, el me gano a mi.

Mis ojos, que siempre tuvieron el poder de cambiar de color segun el clima (no se porque, pero siempre me hicieron acordar al anillo que cambia de color segun tu estado de animo que hace que Macaulay Culkin muera bajo el aguijón de mil abejas en "Mi primer beso" con unos pocos años de edad. Que injusticia Dios...!) se estan quedando del mismo color que mutan cada vez que hay un sol resplandeciente o cuando lloro como una magdalena. Y peor aun, porque del verde original que se tornaban ya queda poco, y en unos años voy a parecer Lord Voldemort y voy a tener ojos amarillos (si me convierto en serpiente quiero ser un cascabel.. Ssssss).

Empiezo a sospesar la hipotesis de que uno puedo volverse alvino con el correr de los años. No hago otra cosa que ver que mi pigmentacion me abandona y yo desesperada le grito "Volve amiga! volve, no me dejes sola!", pero no le importa... y se va, de a poco se va. Mi ex me decia "ALVI" desde que nos conocimos, siempre me parecio adorable. Hoy por hoy, si tuviera el tupe de decirme asi, juro ante esta pagina web que sera lo ultimo que diga.
La epoca no me ayuda: odio estos dias del año: con el calorcito las mujeres empiezan a correr detras de cada rayito de sol que se cole por ahi. Estar bronceada para recibir noviembre se convierte en una obsecion.
Creo que esta de mas decir que quedo fuera de todos los planes de bronceado y cuando mi amiga la pigmentacion me abandone para siempre, voy a quedar fuera del mundo. A veces pienso que podria intentar: ponerme ocho horas como lagarto al sol, puedo buscarle la vuelta para encontrar atractivo el hecho de cagarme de calor y deshidratarme en sudor, pero cada vez que esa idea se acerca peligrosamente a las ideas a llevar a cabo, en mi mente me baila seductoramente el instituto del quemado.
Enero y Febrero no me molestan, soy una persona fácilmente adaptable (Alta, Petit, soy fácilmente adaptable? porque cada vez que creo que soy de una forma, ustedes me dicen que soy todo lo contrario. Estos desordenes de personalidad!) y dejan de molestarme las miradas disimuladas a mis piernas blancas y los pensamientos que veo aflorar, porque es así, los pensamientos muy obvios, afloran y se ven, CUIDADO CON LO QUE PIENSAN CERCA MIO!:  "Pobre chica, esta blanca teta, blanca arroz, blanca papel, blanco ala, todos los blancos juntos, que tome un poco de sol", pero ahora no tienen piedad a la hora de mirar mi cara y mis piernas semi alvinas.

Que crueles que son. 
Mi pigmentacion me abandona, simplemente no me bronceo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario