jueves, 8 de octubre de 2009

El fracaso de la semana


Aunque yo no me trago el cuento del 90-60-90, cuando dejo de entrarme la ropa, cai en la cuenta que había que cortar un poco con la pizza y demás.
Empeze una dieta, que la veo fracasar dia a dia.
Y acabo de hacer lo mas estupido del mundo: me anote en un gimnacio.
Pero no en cualquier gimnacio: es uno de esos que pagas por mes y tenes dos millones de clases distintas con mujeres obesas y pendejas con culos parados. Yo en el medio, como siempre.
Como cada uno puede elegir a que clase ir, me meti en la unica que habia disponible a las ocho de la noche.

Que fracaso!

TAE BO! Estoy en pedo.
Eramos cuatro: una pendeja con culo parado, que obviamente se sabia de memoria cada uno de los pasos y le ponia tanta garra que parecia que le estaba pegando a alguien, una gordita con un conjunto de calzas y vincha violeta fluor, una cincuentona bien mantenida, seguramente recien separada.
Y yo.
Yo con mis calzas negras y un buzo de mi ex que me achique a piacere.

Mientras me paraba enfrente del espejo, me daba cuenta que estaba cometiendo un gravisimo error. Instantáneamente me lamente los $100 que acababa de pagar.
Empezo la musica y lo comprobe.

Que queso, por dios!

No podia entender que con tanto amor por la musica, que con tantos años de danzas, no pudiera pegar ni un paso. Y cuando digo ni uno, es NI UNO. Un asco.

A los 20 minutos, decidi, lentamente tomar mi bolso con la dignidad que me quedaba e irme.
Baje y la recepcionista me dice muy amablemente:
- Que paso, Rocio?
- Naa, nada, el Tae Bo no es lo mio por lo visto
- Jajaja, porque no haces un rato de bicicleta?
- Mejor no, acabo de hacer el papelon de mi vida, por ahora ahi no vuelvo mas...
- Ay... Que lastima!

Si, que lastima. Que lastima los 100 mangos que me acabas de hacer, la puta que te pario!

Me habia olvidado de esa sensacion de fracaso. De pensar que podes hacer algo, dificil, pero que podes y no, no podes.
No solo me senti con ganas de llorar, sino que aparentemente el tae bo es TAN exigente que me fui con un dolor de pierna que largaba una lagrima por paso.
Me sentí la idiota del siglo.

Para que mierda pague un lugar que se que no voy a volver a pisar?
Porque mierda no inventan jeans con microchips que se adapten al cuerpo cuando una engorda y adelgaza??

Eh? eh? eh?????

No hay comentarios:

Publicar un comentario