miércoles, 9 de septiembre de 2009

Amanece en la ruta

Cuando pienso que ya madure, pasa algo como esto: me duele la muela, terriblemente, quiero expulsarla con una tenaza y sangrar hasta desangrarme.


Tome un desicion dificil y me comunique timidamente con mi "madre" con quien hace meses que no me hablo.
La desicion no fue dificil solo por dar el brazo a torcer y hacerle saber que estoy viva, sino que tambien signficaba un paso atras en mi enceguecida lucha cotra la inmadurez: no se ir sola al medico en Bs As, no tengo idea a donde ir y si lo descubriera no sabria de donde sacar los bonos, o a donde llamar para tenerlos en mi poder. Significaba hacer 100 km y volver al pueblo natal tan solo por una muela.


Volvi. Volvi con el dueño de la esperma.


Me desperto a las 6 AM, con un secote "Levante Rocio!", nunca un "hija, anda despertandote" o como dicen algunos padres, segun me ententere "bichito, ya es hora". No es de ahora, nuestro trato es exclusivamente esperma- resultado final, con dias buenos, como el de hoy.


Abandonamos el calor de la loza radiante, para internarnos dos minutos en una helada que me hechaba atras en mi plan de expulsar mi muela mediante obejtos medicos.


Por primera (y espero que no sea la unica) vez tuvo la magnifica idea de comprar proviciones para la hora de viaje. Consistio en Coca Cola, Cindor, Oreos Bañadas y Papas fritas sabor jamon serrano.


Picaramente revolvi hasta encontrar el cd de Glenn Miller, un clasico en los viajes al pueblo natal, y no fue hasta que saque el cd de musica clasica que quedo de algun otro viaje (individual de el, obviamente) que esperanzado esperaba que escucharamos sus violines y ya tenia a Glenn en la mano izuierda que dijo "No, tengo que escuchar las noticias.."


GRRRRRRRRRRR, LAS NOTICIAS!!
Odio las noticias, odio saber que pasa en un mundo que no es el mio, soy piscis, entiendan.


Alguien hacia una publicidad de Alfajor Grandote (que rico que es!) mientras yo miraba por la ventana con cara de enojo y tomaba mi cindor con resentiemiento.


Dijo que estaba mareado, me dio lastima, no mucho porque me prendi un pucho, sin darle importancia a si lo marearia mas o si lo tentaria ahora que dejo de fumar. Eastaba enojada y simplemente no me importaba. Se me helaba el culo por la ventana abierta y no me importaba.


Me dio mucha lastima, le di una Oreo Bañada, a ver si esa glucosa baja como mi autoestima cuando tenia 22 kilos de mas levantaba un poco. Me senti una buena hija. La mejor. Hasta que dijo:
"Quiero otro alfajor"
"No hay mas pa y no son alfajores, son galletitas"
"Te las comiste todas? Que gorda que sos!"
Grrrrrrr


ACLARACION: Mi tendencia a engordar me la regalo su genetica, junto a una boca minimalista y un espectacular oido musical.


Richie Sambora cantandome el oido me ayudo a callar tantas cosas que queria decir.
Mientras mi papa se adelantaba a los hechos diciendo que tengo la lengua mas rapida que los pensamientos y era una de las personas mas hirientes que conocia. Todo porque le dije que no me conocia! Ahora se de donde viene mi costado de victima permanente.


Faltaban 16 kilometros para llegar a mi casa, un peaje y me reencontraba con Rebecco, el gato mas lindo del mundo (que dicho sea de paso, festeja su primer aniversario este sabado. Torta de atun y ratones de goma para todos!) y nos quedamos sin combustible...
Baramos cual Willy la orca asesina en la banquina.


Temi lo peor.
Temi gritos, puteadas y acusaciones a mi persona como suele pasar en estos casos que la situacion lo supera.


En vez de eso, se puso a hablar con acento gallego. " Coños, nos quedamos sin nafta", repetia una y otra vez.
Pregunto la hora y a mi no me daban las manos para buscar mi celular en mi atestada cartera. No valla a ser que por tardar unos segundos mas se le pase el buen humor.
La hora le parecio bien, pregunto si llegabamos para comer con Lulita, su hija predilecta y mi hermana menor. Vale aclarar que LULITA tiene 19 años y un caracter digno de su padre y madre.
Le dije que si, que no sea exagerado, que como mucho en media hora ya estabamos en casa enfrascado en nuevas actividades.
Tomo su celular y llamo a una remiseria del pueblo.
Dio su nombre completo antes de pedir lo que queria. Se impuso. Sabe que es una persona importante y queria hacerlo notar. En estas situaciones es util, lo reconozco.
Pidio 5 litros de nafta y le explico a la voz detras del telefono donde estabamos. Le explico cinco veces. Que mania que tiene de pensar que todo el mundo es pelotudo, menos el. No solo nacio dotado de un cerebro privilegiado, sino tambien de una soberbia digna de su mente.
Bien por el, mal por el resto de los mortales que lo rodeamos.


Una vez terminada la charla con la "tonta" de la recepcionista de remises, pregunto si teniamos proviciones. Busque papas fritas y se las di.
"Menos mal que pienso en todo" dije, con una sonrisa complice. Ni me escucho.
Se metio de lleno en el paquete salado, mientras me preguntaba cuando iba a poder meter una mano. Dejo el paquete a la vista y suelto. Bien papa! Estas madurando.
Mientras me contaba que en realidad las papas fritas no son papas, sino rabanos, sono su celular.
Por su forma de dar ordenes, me imagine que era alguno de esos mortales que tienen que tratar diariamente con el. El chillido que provenia del otro lado parecia asustado, lo entendi como nadie.
Lo bien que hiso en asustarse: se habia olvidado de entraar algo muy importante. Mientras papa gritaba que lo entregara YA, yo miraba la informacion del paquete con tanto asombro como cuando Lulita me hiso ver que la palabra no era Fermacia, sino Farmacia.


Corto y siguio con su cuento de los rabanitos. Le pregunte como sabia y me explico que lo estudio en la facultad. Lo odio, el siempre sabe todo y encima dice la verdad.


"Pobre el remisero que se tiene que venir caminando desde el pueblo" dijo. Que aguda tu ironia papa!. "Tiene que cargar nafta, y venir hasta aca pa, no lo jodas". Cuando termine de jugar a defensora de pobres y ausentes llego un polo blanco con nuestro bidon.
Mientras me dejaban sola en el auuto con las papas, perdon, coon los rabanoes de jamon serrano y Glenn, escuchaba como me echaba la culpa de la falta de combustible...
"Cuando vengo solo nunca me pasa, es que esta habla hasta por los codos y me distrajo... chicos, ya sabes como son.." HELLO! no tengo 5 años.


Volvio conmigo y seguuimos, mientras pagabamos el peaje pregunto por el remisero, que no lo habiamos vuelto a ver. "Se quedo alla, se le acabo la nafta" tire... casi se mea de risa. AL FIN!


El es la unica persona a la que me cuesta hacer reir. Es dificil, pero despues de tres horas lo logre, como siempre. Para el soy la oveja negra que de vez en cuando lo hace reir. Solo eso. Que padre, por dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario